Tsavkko Garcia, Raphael
Publication year: 2019

Originally published in English by Inkstick Media.

España está considerada generalmente como una democracia sana, pero existen tendencias preocupantes bajo la superficie. España viola sistemáticamente los convenios internacionales-sobre todo en el trato a las minorías catalana y vasca- y ha llegado incluso a obstaculizar, e incluso bloquear, el trabajo de la prensa con una legislación draconiana.

El final de la dictadura de Francisco Franco en 1976 no trajo la tan esperada paz y democracia a España. En las últimas décadas, España ha sufrido numerosos reveses democráticos y ha perpetuado una serie de violaciones de los derechos humanos. Desde innumerables casos de tortura y detenciones arbitrarias hasta el cierre forzado de periódicos en el País Vasco y la injerencia en el proceso de independencia de Cataluña, al parecer, si se analiza con más detenimiento, el aspecto democrático de España no es lo que aparenta.

Un indicador importante del declive democrático de España es la persecución de artistas, en particular de músicos, por “ensalzar el terrorismo“. Un informe reciente revela que España encarcela a más artistas que cualquier otro país del mundo. Usuarios de Twitter y periodistas también han sido imputados, y en algunos casos condenados, por cubrir manifestaciones, twittear chistes sobre miembros de la dictadura franquista y apoyar las causas vascas y catalanas.

Full article at Comunicats’ website. Date of publication: 27/07/2019

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

Esse site utiliza o Akismet para reduzir spam. Aprenda como seus dados de comentários são processados.