Tsavkko Garcia, Raphael
Publication year: 2018

*Originally published in Portuguese at HuffPost Brasil

El diputado (y electo presidente de Brasil) Jair Bolsonaro es visto por muchos como un diputado honesto, incorrupto y ni siquiera el hecho de haber recibido dinero supuestamente ilegal de JBS (empresa de alimentación brasilera) en el 2014, a través de su partido, el PP, parece afectar esta creencia.

En una entrevista al historiador Marco Antonio Villa, Bolsonaro afirmó no haber aceptado cerca de R$ 300 mil reales (casi 57 millones de pesos) que le ofreció la empresa (R$ 200 mil en su cuenta de campaña y R$ 100 mil en la de su hijo). Hace tiempo Bolsonaro usa este acto como propaganda en sus redes sociales y discursos como ejemplo máximo de su honestidad.

Todo esto pasaría desapercibido, si no fuera por el hecho de que su entonces partido haya depositado en su cuenta el mismo valor, rechazado por él y devuelto a la caja del partido, por medio del fondo partidista. En otras palabras, el partido habría recibido una cuota, pero él no la recibió directamente. En las palabras del propio Bolsonaro, “el partido recibió ese monto, sí, ¿pero qué partido no lo hace?”

Full article at Pousta’s website. Date of publication: 30/10/2018

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

Esse site utiliza o Akismet para reduzir spam. Aprenda como seus dados de comentários são processados.